Dicen que el juego es la mejor herramienta educativa que existe. En Abracadabra hay un juego para cada persona que cruza su puerta. Y es que encontrarás cientos de propuestas de todo tipo y para todas las edades.

La jugueteria Abracadabra de Donostia. Iker Azurmendi

Todos los niños juegan. No importa la procedencia, la cultura a la que pertenezcan ni el nivel económico de la familia. Jugar es esencial para su desarrollo y cualquier objeto o situación es susceptible de convertirse en un juego. Cuántas veces hemos visto cómo nuestros hijos se entretienen con la caja tanto como con el juguete en sí.

Investigaciones científicas realizadas en los últimos 30 años nos han enseñado que el período más importante del desarrollo humano es el que comprende desde el nacimiento hasta los ocho años de edad. Durante esos años, el desarrollo de las competencias cognitivas, el bienestar emocional, la competencia social y una buena salud física y mental forma una sólida base para el éxito incluso bien entrada la edad adulta.

Y es que jugar no solo es cosa de niños, tal y como nos cuentan en Abracadabra, una juguetería especializada en juguetes de madera, juegos clásicos y del mundo, y muñecas de trapo. No es casualidad que abracadabra sea también la palabra favorita de los magos, una palabra que con solo pronunciarla nos invita a soñar y a dejar volar la imaginación.

Al frente del proyecto están Judith Espinosa y Lázaro Olivenza. “Abracadabra nació con una filosofía muy marcada, la de ofrecer juegos alternativos, duraderos y sostenibles. Juguetes de siempre y para siempre”, nos cuenta Judith.

Lejos del estímulo rápido de los brillantes objetos de plástico, en esta juguetería encontramos todo tipo de propuestas que incentivan la creatividad. “Hay juegos para personas de 0 a 99 años: juegos de construcción, de mesa, de role playing, disfraces, puzzles, muñecas… Se trata de juguetes que invitan a jugar de un modo tranquilo, a retomar el valor del juego tradicional, que pasarán de un hermano a otro, uniendo diferentes generaciones y que serán recordados con una sonrisa”, reflexiona.

Los más vendidos

Para bebés:
Libros interactivos de tela para bebés LILLIPUTIENS
Arcoíris de 12 piezas de Grimms

Para todas las edades:
Juegos de construcción a base de piezas de madera: Kapla y Tegu (piezas de madera magnéticas)
Juegos clásicos (ajedrez, damas, parchís, oca, tres en raya, backgamon)

Jugando, los niños aprenden a:

—Establecer un plan y seguirlo: “Quiero dibujar a mi familia. ¿A quién pondré en mi dibujo?”
—Resolución de problemas: “¡Mi torre se ha caído! A lo mejor mi amigo puede ayudarme a construirla de nuevo”
—Aplicar conceptos de cantidad, ciencia y movimiento a la vida real: “Me gustan esas semillas grandes. ¿Cuántas me harán falta para
cubrir esta parte de mi dibujo?”
—Razonar: “En este rompecabezas faltan algunas piezas. ¿Cuáles podrían
encajar”
—Comunicarse: “Yo quiero ser la madre. ¿Puedes ser tú el
bebé? ¿O prefieres ser la abuela?”
—Obtener satisfacción de los propios logros: “¡Lo hemos hecho
juntos!”
—Desarrollar la creatividad: “Me pregunto qué ocurrirá si mezclo estos colores”

+ Info
Abracadabra
Urbieta Kalea, 23
Donostia
T. 943 42 02 70