El cambio de programa fue inesperado. Siempre pensó que Mujeres y Hombres y Viceversa acabaría con ella al frente y desde que su compañera Toñi Moreno (ahora de baja por embarazo) lo presenta, no ha vuelto a verlo. Ya ha pasado un año y haciendo balance reconoce estar feliz, aunque los inicios fueran complicados. Afirma que Viva la vida le ha supuesto dar más de sí misma, y durante estos 12 meses le hemos visto emocionarse a menudo. Cuenta que el primer día en Viva la vida fue uno de los más duros, puesto que tenía la mente en una persona de su entorno familiar que estaba pasando un bache de salud. A día de hoy, su familiar ha superado el duro trance y Emma no puede estar más feliz en todos los sentidos. Espontánea, alegre, positiva, cercana y divertida, lo cierto es que Emma García es sinónimo de éxito.

Acabas de cumplir un año al frente del programa de fin de semana VIVA LA VIDA. ¿Qué balance haces de este año?

Ha sido un año muy intenso de muchísimo trabajo y de adaptarme a muchos cambios, no solo profesionales sino personales, porque trabajar el fin de semana implica hacer muchos cambios en tu vida familiar. Dejando eso a un lado, estoy feliz. El inicio fue complicado, como ocurre casi siempre, pero en este caso lo fue más porque me vino de manera inesperada. Me encantan los retos, me ponen las pilas.  El balance, que me preguntas, es maravilloso, porque el público y las audiencias nos acompañan, el equipo tenemos muy buen ambiente, estamos todos muy unidos, y el director Raúl Prieto ha hecho un trabajo maravilloso. Estoy en uno de los mejores momentos de mi vida profesional.

¿Si tuvieras que quedarte con un solo momento, cuál sería?

¡Qué complicado! Me quedo con la llegada a Viva la vida, con el cariño que me mostró el equipo nada más llegar, más teniendo en cuenta que para ellos también fue difícil porque el cambio fue inesperado. A la mayoría ya la conocía, pero con algunos no había trabajado hasta ahora. En cuanto a los momentos vividos en este programa, ¡me he emocionado muchisímo! Cuando me propusieron dejar Mujeres y Hombres y Viceversa (MYHYV) para presentar Viva la vida, lo primero que pensé es que iba a tener que dar mucho de mí, porque no es lo mismo presentar un reality, grabado, a hacer un programa tan variado en directo. Es un formato que ya lo conocía, pero precisamente por eso, porque sabía lo que me implicaba me daba respeto. Vine dispuesta a darlo todo de mí y a abrirme un poco más.

“Cuando sacas buenas audiencias no eres la mejor, pero cuando sacas malas tampoco eres la peor”

Hubo un invitado que te marcó mucho…

Era el día de mi cumpleaños y a la sección de actualidad vino un chaval a contarnos su caso, lo estaba pasando muy mal con su padre. El chaval dio su testimonio con el rostro cubierto, pero me emocionó mucho. Conocer a personas maravillosas que lo están pasando mal, y poder aportar tu pequeño granito de arena es un orgullo.

Emma García

Tirando de hemeroteca, leo opiniones de personas que han trabajado contigo y muchas destacan tu naturalidad y, sobre todo, serenidad.

Cuando estoy con un invitado, no quiero ser la protagonista, lo cual se puede interpretar como que me estoy cohibiendo, pero eso no es así. Es verdad que muchas veces, cuando me emociono, les pido que no me enfoquen a mí, no es porque me dé vergüenza, pero sí es cierto que todavía sigue dándome pudor, ¡y fíjate que llevo años! Leticia (la representante) me suele decir que no está mal que los espectadores me vean, y lo cierto es que cada vez doy más, porque el público se lo merece.

¿Cómo es la relación con los colaboradores?

Con la mayoría de ellos ya había trabajado antes: Diego Arrabal, Aurelio Manzano, etc. Con Terelu (Campos) y Carmen (Borrego) no habíamos coincidido en plató, pero nos conocíamos. No había tratado nunca con el más joven de todos, José Antonio Avilés, al que me verás decirle cosas como: ¡Que te calles! (risas). Tiene solo 20 años y los demás le llevamos 20 más y, claro, tenemos otra forma de ver la vida, pero él tiene tanta pasión que yo me parto de risa. Muchas veces tengo que frenarle porque no tiene límite. Me pongo seria, pero después del programa suele venir a darme las gracias. Nuestra relación es casi de madre e hijo. Al margen de todo, para mí lo más importante es que siendo todos tan diferentes, hemos creado un buen equipo con una relación muy buena entre nosotros, con muy buen ambiente. Aunque que no te voy a mentir, nos encanta darnos caña y vacilarnos. Este domingo, sin ir más lejos, les he propuesto irnos de cena después del programa.

Una de las cosas que más llama la atención cuando estás en pantalla es que se te ve pasártelo bien, disfrutar.

Esto es fundamental en cualquier trabajo. Me lo paso muy bien y lo cierto es que vengo super contenta a trabajar. Los miércoles, cuando me mandan las escaletas, le suelo llamar al director para decirle que ya estoy con ganas de ir. Esta semana, por ejemplo, cuando me comentaron que van a venir Ainhoa Arteta y Sergio Dalma al programa, me moría de ganas ya de estar en plató. Es un programa que te hace vivir momentos de todo tipo, pasamos de la actualidad al corazón, a una entrevista o una actuación musical. Todo sin parar, de lo más serio al cachondeo y a la alegría, y eso me hace estar al cien por cien. Incluso cuando lo estás pasando mal, lo vives intensamente, y no puede ser de otra manera, porque si no le llegáramos al espectador, se aburriría y cambiaria de canal. Los colaboradores también son pasionales e intensos, no solo la presentadora. Y qué decir del equipo que está detrás, empezando por Raúl el director. Eso es lo que tiene este programa, ¡que tenemos mucha vida! (risas).

“La persona que más me gustaría entrevistar es la Reina Letizia, y si no es posible, a Isabel Pantoja”

Alguien a quien te encantaría entrevistar, que se sentara en el sillón de los invitados…

Me traería a todos los cantautores que tenemos en el panorama musical, porque la música me llega muchísimo, la disfruto mucho. Al margen de esto, me encantaría que viniese la Reina Letizia. Me encantaría hacerle una entrevista, en el plató. Si está muy ocupada y no puede venir, que lo entiendo, me gustaría que viniera Isabel Pantoja.

Eso no parece tan complicado, ahora que presenta programa en Telecinco…

No lo sé. La cuestión es que esas dos entrevistas me encantaría hacerlas, no solo desde la perspectiva profesional, sino también por la curiosidad que me provocan a nivel personal.

Estando siempre rodeada de gente famosa, ¿te toca asistir a muchos saraos?

He pasado por diferentes fases. Me suelen decir que nunca voy a ningún sitio, pero llevo 18 años en Telecinco y probablemente sea una de las que menos eventos ha asistido. La respuesta de por qué voy a pocos saraos es que tengo una familia y tengo que conciliar de la mejor manera posible. Para mi estar con mi hija y mi marido es fundamental. Cuando estaba en programas diarios, si encima me iba a un estreno, era un ritmo de no parar. Yo quiero trabajar feliz y luego irme a mi casa para estar pendiente de todo lo que pasa, porque soy muy controladora, tanto a nivel personal como profesional. En casa tengo la ayuda de mi marido, Aitor, pero yo quiero ejercer de madre al 200 por cien.

Has estado nada menos que diez años al frente de Mujeres y Hombres y Viceversa, uno de los más exitosos de la cadena. ¿Imaginabas que ibas a estar una década en ese programa?

La verdad es que no suelo pensar en el futuro, me importa más de centrarme en el presente. Aunque este proyecto haya tenido sus altibajos, han sido diez años de una alegría y de una felicidad con mis chicos y chicas… Me lo he pasado muy bien, he disfrutado mucho. Entré sintiéndome como una hermana, luego me convertí en una madre y, afortunadamente, he salido, porque al paso que iba me hubiera convertido en su amona (risas). La relación con los y las pretendientes es muy bonita y la mantengo con muchos de ellos. Me los encuentro en los pasillos y no puedo evitar preguntarles si están bien, o darles consejos sobre qué deben o no hacer, que se centren, etc. Es algo que me puede. Ellos son chavales de 20 años y me trasladaban a una época que yo ya había vivido hacía tiempo, por tanto, ya sé de qué hablan, porque yo también lo he pasado. Claro si lo miras desde el prisma de los 40 años, habrá muchas cosas que no entiendas, tienes que verlo desde su perspectiva. En algunas cosas coincidíamos, en otras no, pero me encantaba charlar con ellos.

Te dio pena dejar el programa.

Me dio mucha pena. Nunca me había imaginado vivir mi final en el programa, siempre pensé que un día el programa se acabaría, pero conmigo. Ni me lo había planteado. Un día nos plantearon el cambio a mi compañera Toñi y a mí. No lo decidimos nosotras.

Lloraste en el último programa…

Estaba muy emocionada por poner fin a una etapa muy buena y por la relación tan bonita que tenía con ellos, que iba más allá de las cámaras, es más, te diré que era sobre todo era detrás de las cámaras cuando charlábamos. Desde que me marché a Viva la vida, me he emocionado muchísimo con los mensajes que me han enviado a través de Instagram por privado, dándome las gracias por preocuparme por ellos, por tranquilizarles, incluso por echarles la bronca cuando tocaba. Esos mensajes de agradecimiento y de cariño me han llegado al alma.

¿Has visto a Toñi Moreno presentando Mujeres y Hombres?

La verdad es que no le he visto, en el fondo me da “cosilla”. He de decir que tampoco lo veía cuando lo hacía yo, porque el horario en el que se emite no me coincide. De todas maneras, cuando cierro una etapa, la cierro; soy muy práctica para estas cosas. Toñi sí me dice que me ve los fines de semana.

 “Estoy muy contenta por Nagore, creo que lo va a hacer muy bien y, además, creo que se lo merece”

Acaba de publicarse que Nagore sustituirá a Toñi en su baja por el embarazo. ¿Qué te parece?

Estoy muy contenta por Nagore, tengo una relación maravillosa con ella y creo que lo va a hacer muy bien, porque ha estado muchos años, en el programa y lo conoce perfectamente. Además, creo que se lo merece. Estoy convencida de que los pretendientes y las pretendientas van a estar muy a gusto con ella.

Antes de MYHYV, entre el año 2002 y el 2007, presentaste A tu lado, un programa que representa tu salto de ETB a Telecinco y con el que ganas dos TP de Oro a la Mejor Presentadora. ¿Qué recuerdos te trae esa época?

La recuerdo como una locura. Me llamaron de Telecinco para hacer un casting, un viernes terminé en Esta es mi gente de ETB y el lunes ya estaba en directo en A tu lado. Antes del directo del lunes hice un piloto el domingo por la tarde. ¿Sabes cuál era mi mayor preocupación? No decir: “Arratsaldeon, buenas tardes”. Lo tenía tan interiorizado que me salía solo. Una vez que no dije arratsaldeon, me relajé. Recuerdo que era un 11 de febrero. Al principio, A tu lado empezó como un talk show, pero enseguida se convirtió en un magazine de tarde, de formato diario, y llegó a durar de informativo a informativo. El salto de formato también fue de un día para otro. Me fui el viernes a presentar un certamen de belleza y cuando llegué el lunes, ya tenían todo el set montado. Fue todo muy precipitado, conocí a los colaboradores en directo. Me acuerdo de presentar en directo a Marisa Martin Blazquez a quien estaba conociendo en ese momento en persona. En aquella época estaba todo el día en Telecinco, grabábamos publicidad por la mañana, y luego el programa por la tarde. Fue un gran aprendizaje y el programa tuvo una acogida increíblemente buena, era un equipo con muchas ganas y tuvimos la recompensa del público.

Si no me equivoco, en esa época te quedaste embarazada.

Uno de los momentos más emotivos que he vivido en un plató fue cuando anuncié en directo que estaba embarazada. Mis compañeros no se lo esperaban porque estaba de tres meses y aún no se me notaba. Y la despedida fue preciosa, fue un 6 de julio en Donostia, hicimos el programa desde la Perla, a pleno sol. Fue un detallazo por parte de mis jefes que me llevaron a mi tierra para despedirme, no se puede pedir más.

Este verano has publicado en Instagram una foto con tu niña. ¿Te han preguntado mucho  por qué lo has hecho?

Hasta ahora no he sido muy fan de las redes sociales. Cuando estaba en MYHYV mis chicos me decían constantemente que me hiciera Instagram y me resistía, hasta que al final me animé a probar. La verdad que me ha sorprendido porque es un mundo que puede ser realmente positivo, siempre que lo controles y no se te vaya la pinza. Es muy bonito porque se crea una estrecha relación con los seguidores, que te dicen lo que les gusta y también lo que no. He subido una foto con Uxue porque me apetecía decirle cuanto la quiero, porque estaba contenta y porque me apetecía enseñar esa parcela a mis seguidores que quieren ver más. La clave está en hacer las cosas cuando quieres y sobre todo porque quieres.

¿Actualmente toda la familia vive en Madrid?

Uxue está conmigo, pero Aitor va y viene. Tengo que decir que la relación a distancia es un plus (risas). Siempre que oigo decir a alguien que una relación a distancia no funciona, le contesto: ¡Me lo vas a decir a mi si funciona o no! Nada más casarme me vine a Madrid a Telecinco, así que cuando se quiere y apetece, las relaciones funcionan. A nivel de pareja, estoy fenomenal con mi Aitor. Nos casamos en el año 2000, pero le conocí con solo 16 años. Te puedes imaginar que en todos estos años ha habido muchos vaivenes, ida y venidas, como en todas las parejas, pero a día de hoy estamos en un momento buenísimo. Y ojalá dure.

“Nada más casarme me vine a Madrid a Telecinco, así que cuando se quiere y apetece, las relaciones funcionan”

Si Uxue te dijera que quiere dedicarse a lo mismo que la ama, ¿qué consejo le darías?

Que disfrute mucho, que lo que haga, lo haga desde el corazón y que sobre todo no haga caso de lo que dice la gente. Hay que tener mucha personalidad, porque en esta profesión todo el mundo te quiere dar su opinión, pero tú tienes que tener claro dónde estás y hacerte caso primero a ti misma, y después a la gente que te quiere. Cuando sacas buenas audiencias no eres la mejor, pero cuando sacas malas tampoco eres la peor. Si crees en ti y no permites creerte lo que te dicen, te ira bien. Ser fiel a tus ideas es lo más importante.

Esta es mi gente te hizo una persona muy querida en Euskadi. Era un tele muy distinta a la de hoy en día…

¡Era un programa tan divertido! Teníamos testimonios de todo tipo y tocábamos todos los temas: había momentos divertidísimos, otros más duros, y luego teníamos el Busco pareja de los viernes, que ahí empecé a apuntar maneras. Lo recuerdo con nostalgia. Pienso que no ha cambiado tanto la tele, al final era lo mismo, la gente venía a contar sus historias, algunas más tristes y otras más divertidas.

¿Qué tiene que tener un proyecto para que te lances a hacerlo?

Que me deje ser yo y que sea en directo, a poder ser. En un programa en directo eres tú misma, con tus aciertos y tus errores. Me aburriría haciendo siempre lo mismo, por ejemplo presentando un concurso grabado. Necesito la adrenalina del directo, porque te da vida, creo que es fundamental que se nos vea tal y como somos, y que se nos acepte como somos. Es maravilloso no saber qué va a pasar, aunque haya un guion y una escaleta puede ocurrir siempre cualquier cosa. Para eso es imprescindible que haya una gran complicidad entre los miembros del equipo y una buena dirección. El buen ambiente es fundamental, porque hace que salgas contenta, con ganas y con confianza.

¿Qué hace Emma García un día en el que no tiene programa?

Hago deporte, normalmente cinta, porque me libera mucho mentalmente, y también me encanta ir al monte; cuando lo comento con los compañeros se ríen muchísimo porque ellos al monte le llaman montaña. Me encanta el contacto con la naturaleza y tener tiempo libre entre semana es maravilloso porque hay menos gente. No hago grandes cosas, me gusta pasear, tomarme un café con mi pareja un día cualquiera. Disfruto con todo, soy muy disfrutona.