La Confitería Conrado de La Bañeza, de León, regala 10.000 euros escondidos en uno de sus roscones de reyes.

El premio puede estar oculto en cualquiera de estos dulces, tanto los simples como los rellenos de crema, nata o chocolate, explicó ayer el responsable de la confitería, Sergio González, quien explicó que se llevan vendiendo esta temporada de 29 de diciembre al 6 de enero. Se trata de una iniciativa que comenzó en medio de la crisis económica, cuando esta confitería decidió introducir 500 euros en uno de sus dulces de reyes. Desde entonces, año a año ha ido aumentando la cantidad, hasta llegar a los 10.000 euros esta vez. Con esto, la confitería ha conseguido que los roscones se distribuyan a “todos los países de Europa”. Asimismo, las ventas a través de internet han aumentado, solo en el último año, un 40%, mientras que la venta presencial ha subido un 25%. En años anteriores, este comercio ha llegado a vender alrededor de 12.000 roscones, cifra que se espera superar este año.