El 14 de agosto se lanzó ‘Battle for Azeroth’ la séptima expansión de ‘World of Warcraft’, uno de los videojuegos online con millones de jugadores activos más longevo de la historia.

El 15 de junio de 1994 salió al mercado Warcraft: Orcs & Humans, solamente dos semanas después de que su desarrolladora cambiase su nombre de Chaos Studios a Blizzard Entertainment. Fue algo así como un nuevo comienzo, ya que sus títulos previos no habían tenido demasiado éxito.

Warcraft es la historia de la Horda de orcos y de la Alianza de humanos, dos facciones enzarzadas en un gran conflicto bélico por el control del mundo de Azeroth. Una frikada de mucho cuidado, vamos. A diferencia de la mayoría de obras de fantasía medieval, con El Señor de los Anillos como uno de sus máximos exponentes, en Warcraft no se plantea una guerra de “malos” contra “buenos”; estos orcos no son más viles ni agresivos de lo que pueden serlo los humanos. En una guerra no hay nadie libre de pecado.

En cuanto al sistema de juego, se trataba de un RTS (Real Time Strategy), en el que cada jugador veía el campo de batalla desde un punto de vista cenital y guiaba a sus tropas hacia las fortalezas enemigas para destruirlas, al mismo tiempo que defendía las propias.

Debido al éxito de la primera entrega, la secuela no tardó en llegar. En diciembre del 1995 Blizzard lanzó Warcraft II: Tides of Darkness; pero, sin duda, el verdadero bombazo llegó en 2002 con Warcraft III: Reign of Chaos, un clásico de los juegos de estrategia en tiempo real.

Blizzard decidió entonces asignar a la saga el proyecto más grande de la historia de la compañía: un MMO (Multijugador Masivo Online). World of Warcraft es, literalmente, el mundo de Warcraft. En esta entrega, cada jugador pasa de ver el mundo en tercera persona a experimentarlo en primera persona, pudiendo visitar la mayoría de los lugares en los que se desarrollaba la historia en los juegos originales y expandiendo el universo con cientos de nuevos emplazamientos, personajes y villanos a los que derrotar.

Si bien World of Warcraft data de 2004, Blizzard ha ido renovando el titulo cada pocos años con parches y expansiones que han ido añadiendo más contenido, como nuevos sistemas de combates o nuevos continentes, renovando su motor gráfico y haciendo que la historia avance lentamente a lo largo de más de una década. Además, en todo este tiempo se han publicado libros, cómics y hasta una película (bastante mala, para desgracia de los fans) ambientadas en Warcraft. Battle for Azeroth es su séptima expansión y fue lanzada el 14 de agosto de este año.

Ya solo el hecho de mantener un juego con una base de varios millones de jugadores activos durante 14 años es admirable, pero que además Blizzard continúe generando semejante expectación (totalmente merecida, por cierto) cada vez que anuncia cualquier tipo de contenido novedoso es toda una proeza.