Está muy extendida la creencia de que el cabello se cae más en otoño. ¿Pero es esto así? Los expertos constatan que las consultas por este motivo en esta época del año proliferan, aunque no exista un estudio científico que avale la relación.

Llega el otoño y mucha gente afirma que en esta época del año se le cae mucho más el cabello. Cuántas veces se puede escuchar el comentario: “¡Cómo se me cae el pelo!”. Y la socorrida respuesta: “Tranquila, ¡que es otoño!”. Pero, ¿la caída de cabello se puede explicar por la llegada del otoño o es un mito? ¿Los seres humanos perdemos pelo como hojas los árboles al llegar esta época del año?

Tres expertos en la materia (un médico, una farmacéutica y una peluquera) dan su opinión a NOTICIAS DE GIPUZKOA, y parece que hay una coincidencia: sí se constata más pérdida de cabello, pero no hay ningún estudio científico o análisis contrastado que pruebe sin género de dudas que el otoño tiene un efecto directo sobre este hecho.

El doctor Alberto Zabalegi, de la clínica capilar Swansea, abunda en esta idea al asegurar que “sí se cae más el cabello en este época del año y en primavera, aunque más en otoño”. “Pero no hay una causa científica que me crea”, añade.

“La palabra alopecia viene del vocablo alopex, zorro en griego, animal al que en otoño se le cae el pelo. Hay una caída estacional, pero esto no se puede trasladar al ser humano. Hay una pérdida y hay que asumirla, pero no hay una causa contrastada”, explica el doctor Zabalegi, que constata un aumento de las consultas esta época del año.

En esta misma línea se pronuncia Usua Cilveti, de la farmacia Cilveti, que se muestra taxativa al afirmar que “no es cierto” que la llegada del otoño provoque la caída del cabello. “No hay ningún ensayo científico que demuestre esta afirmación”, explicó Cilveti.

Esta profesional puntualiza, sin embargo. Sí coincide esta época con una mayor debilidad capilar, pero las razones son otras, como “los cambios de hábitos de vida tras el verano, una dieta inadecuada, cambios hormonales e incluso el estrés que genera la vuelta al trabajo o a las clases, en el caso de los estudiantes”. Pese a todo, Usua Cilveti observa que, año tras año, las consultas o la demanda de productos para “frenar o prevenir” la caída del cabello aumenta en estas fechas.

Otra profesional muy ocupada en esta época es Ana Ibazeta, de la peluquería ¡Qué pelos!, que recuerda que cada día caen de nuestra cabeza entre 80 y 100 cabellos. Se calcula que “en el plazo de ocho o diez años cambiamos todos los pelos de la cabeza. Es una caída normal que deja el folículo abierto y permite el nacimiento de otro cabello. Es cuando ese folículo se cierra cuando ya no vuelve a crecer”.

Según la experiencia de Ibazeta, más que depender de las estaciones del año, la caída tiene que ver con “problemas de boca, estómago y estrés, pero un estrés importante. Por este motivo te puede salir una calva de un día para otro, pero normalmente el pelo vuelve a salir, de lo contrario es cuando hay que preocuparse”.