El quinteto donostiarra se somete a nuestro particular tercer grado. Lo cierto es que lo poco que sacamos en claro es su afición por las bromas telefónicas, los Beatles y los Pelotazos. Ahí es nada.

¿Alguna superstición o manía extraña antes de subir al escenario?

Pues como llevamos poco tiempo no hacemos nada raro a parte del típico corro para motivarnos. Alguno tiene sus “calcetines de la suerte” pero espero que poco a poco desarrollemos un ritual basado en chupitos.

 Para cenar, ¿italiano o sagardotegi?

¡Italiano! La pasta es algo con lo que cualquier músico debería sentirse familiarizado, ya que es lo típico que te dan de cenar en la mayoría de conciertos en salas pequeñas. Si vas de que tocas en un grupo y no has catado macarrones de gaztetxe… ¡es que algo falla!

 Pónganse en situación: un desconocido les para por la calle llamándoles por sus nombres y diciendo que tenía ganas de verlos, que hacía ya mucho tiempo. ¿Le siguen el juego o le preguntan directamente quién es?

Lo más probable es que le siguiéramos el juego hasta que fuese demasiado tarde y tuviéramos que confesar que no tenemos ni idea de quién es…

¿Alguna vez han hecho una broma telefónica?

Pues normalmente somos del tipo de personas que hacemos esas bromas… Aunque el otro día me intentaron colar una… Si fuisteis vosotros, siento deciros que no coló.

El alcohol durante un concierto es…

Algo muy divertido hasta que pasan cosas que te obligan a tener que limpiar los asientos de la furgo.

 ¿The Beatles o The Rolling Stones?

Difícil respuesta, pero The Beatles. A parte de tener melodías increíbles, nos enseñaron que una parte importante de un grupo es evitar Yoko Onos.

 ¿Sobre qué no harían nunca una canción?

No nos gustan las canciones que quieren aparentar ser reivindicativas pero son solo frases hechas o generalidades. Por eso nos gusta que los temas tengan siempre una parte personal.

 ¿Un capricho del que no puedan prescindir?

En estos momentos estamos cerrando un contrato de sponsor con Matutano porque no podemos vivir sin Pelotazos (Futebolas). Es broma, aunque nos encantan.