Objetos cuyo diseño además de ser estético, tiene una razón de ser

El diseño industrial hace la vida de las personas más cómoda, práctica y agradable; mezclando la ingeniería con el arte. Solo con mirar a nuestro alrededor, podemos encontrarnos con diferentes objetos creados por el pensamiento de diseñadores que han conseguido estar presentes en nuestro salón, lugar de trabajo o escuela. Antes, cuando veíamos una lámpara en la tienda más sofisticada de la Avenida, pensábamos que tenía esa forma concreta porque era bonita, y listo. A día de hoy, sabemos que las cosas no son así porque sí, existe una razón más allá de lo “físico”. Estamos ante un mundo hiperdiseñado, que en ocasiones puede resultar abrumador, ya que la sobrecarga de información y diseño pueden llegar a resultarnos negativas.

Una de las empresas que hace la vida de las personas más cómoda es Gauzak, cuyos trabajos nos han llamado especialmente la atención. Navegando por su original y visualmente atractiva página web, podemos encontrar un catálogo inmenso de creaciones. Es complicado no hacer “click” en cada uno de sus productos para ver lo que han elaborado, ya que cuando nos metemos en cada diseño podemos ver desde el esqueleto, con los primeros bocetos y dibujos de la idea, hasta la consolidación del producto final. Entre el inmenso abanico de diseños llevados a cabo por Gauzak, destacan el moderno y modificable grifo para cervezas creado para la empresa Mahou: “El proyecto debía cubrir una serie de características. Crear un objeto icónico, muy vinculado a la marca y que fuera perdurable en el tiempo además de personalizable, y con presencia de cara al cliente”, apuntan desde Gauzak. Para crear un objeto icónico, se inspiraron en el tacón de la mítica “M” de Mahou, un ícono con más de 125 años de historia y fácilmente reconocible por el público. Para la personalización, se centraron en los laterales del grifo. Estos, son intercambiables lo que permite adaptarlos a la estética que el establecimiento prefiera. El resultado es un genuino y personal grifo que llama la atención desde la primera vista.