La galería de arte donostiarra va a exponer la obra ‘Doméstico’ de Javier Muro hasta el 21 de abril

 

La galería de la calle Hermani 21, Vetus Art, que fue seleccionada para acudir el pasado mes de marzo a la feria de arte Volta de Nueva York, no para de añadir nuevos artistas a su gran repertorio. Además de la gran variedad de artistas estatales e internacionales a los que representan, han decidido incorporar a su lista a Javier Muro y exponer su obra Doméstico. La exposición, que cuenta “historias imposibles”, permanecerá abierta hasta el próximo 21 de abril.

Muro es un artista navarro que, a través de sus obras, intenta transmitir su pasión de modificar la realidad y deformarla a su antojo. Esto lo realiza llevando los objetos cotidianos a su mundo imaginario y particular, donde aprovecha para “domesticar lo doméstico”. En sus obras se puede llegar a apreciar o ver el lado más humano de utensilios que, aparentemente, no son más que simples elementos que hay en casa. Este artista es capaz de hacer que objetos que serían corrientes para la mayoría de nosotros sean mucho más que eso, logra mirar más allá.

Pero ¿cuándo desarrolló esta vocación? Lo cierto es que el navarro lleva modificando las cosas que encuentra por su hogar desde que era bien pequeño. Tenía la costumbre de recorrer su casa en busca de piezas que poder desmostar y, con su gran imaginación, creaba un cuento de cada una. Este es uno de los motivos por los cuales el artista ha decidido que cada una de las piezas de la exposición narre una historia particular y diferente.

El navarro es un reconocido escultor que lleva más de 20 años dedicándose a la escultura y, se caracteriza por crear obras públicas como privadas, además de ajustarse a los gustos de sus clientes. El navarro se diferencia de los demás por su creatividad, imaginación, fiabilidad, adaptación de las necesidades del cliente y exquisitez de los acabados. Casi todas las obras que ha creado en este período tienen una estrecha relación con objetos cotidianos.

Según Muro, él lo que hace es elegir una realidad y transformarla, pero nunca olvida lo que era, es decir, sus orígenes. Además, esta nueva realidad lo que hace es aportar nuevos significados y complementar a la anterior, dando un aspecto totalmente poético a sus obras.

La galería Vetus Art abrió sus puertas en enero de 2016 y, a pesar de llevar solo dos años abierta, está teniendo una gran repercusión en todo el territorio. Sus responsables dicen que quieren centrarse en exponer “obras orgánicas, pero, sobre todo, quieren conseguir que la sociedad vasca cambie el concepto que tiene de esta industria”. Esta galería pretende que los ciudadanos mostremos curiosidad por las obras artísticas y, que se cree una cultura de arte en la zona”. Este es uno de los motivos por los cuales cualquiera que esté interesado en sus obras pude entrar sin ningún problema a velas. Ellos están “encantados de recibir y de enseñar lo que tienen expuesto a quien sea”.